click to view full image
Show website

A no perder

MONUMENTOS

Convento do Carmo

Fue mandado construir en 1389 por don Nuno Álvares Pereira. Hoy en día es un testimonio de la violencia del terremoto de 1755 que no consiguió destruir por completo uno de los monumentos más impresionantes del gótico portugués. En el mismo espacio funciona el Museo Arqueológico Portugués con una pequeña colección que representa más de tres mil años de Historia.

 

Ascensores de Bica y de Glória

Clasificados como Monumento Nacional en 2002, los ascensores tradicionales de Lisboa ofrecen una experiencia que lleva al visitante al entorno de la ciudad.

 

Castillo de San Jorge

Dominando la ciudad desde lo alto de una de las colinas más altas de Lisboa, es el monumento más emblemático y más visitado de la ciudad. Declarado Monumento Nacional en 1910, fue objeto de importantes intervenciones de restauración que le han conferido la magnificencia actual.

Catedral de Lisboa

Es uno de los edificios religiosos más importantes de Portugal que fue mandado construir por el primer rey portugués, don Afonso Henriques. Aún hoy conserva su carácter de fortaleza medieval. Remodelada varias veces, a lo largo del tiempo, reúne influencias góticas, románicas y barrocas.

 

Panteón Nacional / Iglesia de Santa Engrácia

Destaca en el paisaje de esta zona por su grandiosa cúpula que sobresale en este bonito templo barroco. Es aquí donde están enterradas grandes figuras de la historia nacional.

 

Iglesia de San Vicente de Fora

Una de las mayores iglesias dedicadas al Santo patrono de la ciudad de Lisboa

 

Casa dos Bicos

Edificio con la fachada revestida de pequeñas pirámides de piedra. Construida en el siglo XVI para Brás de Albuquerque, presidente del Senado e hijo del célebre virrey de la India, fue renovada en 1983 siendo construidas dos plantas más. Actualmente acoge la fundación José Saramago que reúne el espolio del escritor.

 

Iglesia de San Antonio

Ubicada donde se supone que nació el patrono de Portugal, fue reconstruida después del terremoto. En su interior las paredes de la sacristía están decoradas con azulejos del siglo XVIII.

 

Arco Triunfal de Rua Augusta

Gran Arco del Triunfo de la ciudad que señala la entrada en la “Baixa”, fue diseñado en el tiempo del Marqués de Pombal, pero sólo fue terminado en 1873. Presenta la inscripción latina, “A las virtudes mayores”, y en su parte inferior, las personificaciones de los ríos Tajo y Duero ladean 4 héroes de Portugal: Viriato, Vasco da Gama, Marqués de Pombal y don Nuno Álvares Pereira.

 

Ascensor de Santa Justa

Estructura metálica neogótica construida a finales del siglo XIX por Mesnier de Ponsard, probable discípulo de Eiffel.

 

MUSEOS

 

Museo de Chiado

También conocido por Museo Nacional de Arte Contemporánea, atraviesa la historia del arte portuguesa desde la segunda mitad del siglo XIX hasta la actualidad, constituyendo un núcleo museológico indispensable para su conocimiento.

 

Museo Nacional de Historia Natural

En espacios contiguos conviven el Museo de la Ciencia, el núcleo de Zoología y Antropología del Museo de Historia Natural, el Museo del Instituto Geológico y Minero y el Jardín Botánico.

 

Depósito de Patriarcal

Ubicado en el subsuelo de la Plaza del Príncipe Real, este depósito con capacidad de 880 m3 tiene 31 pilares con 9,5 metros de altura, donde descansan varios arcos en cantería que sostienen las bóvedas. En tiempos pasados responsable por el suministro de agua de la “Baixa”, no funciona desde los años 40.

 

Museo e Iglesia de San Roque

Iglesia de impresionante riqueza que perteneció a la Compañía de Jesús, es uno de los más bellos ejemplos de decoración barroca. Justo al lado encontramos un museo lleno de bellas colecciones de arte sacra.

 

Museo Nacional del Azulejo

Está instalado en el antiguo Monasterio de la Madre de Dios, y la calidad de su exposición, típicamente portuguesa, hace que valga la pena una visita. A partir de ejemplares que se remontan al siglo XVI, descubra como los portugueses hicieron de la decoración con azulejos un arte.

 

Museo del Diseño y de la Moda

Instalado en el antiguo Banco Nacional Ultramarino, el MUDE exhibe el rico acervo de más de 2500 piezas de la Colección Francisco Capelo. Mobiliario y pequeños objetos utilitarios reflejan los principales movimientos y tendencias del diseño, mientras que el vestuario, el calzado y los accesorios nos cuentan la historia de la moda.

 

Cinemateca – Museo del Cine

Ciclos de cine, exposiciones temáticas y una extensa biblioteca, son los atractivos para los cinéfilos regulares.

 

MIRADORES

Jardín de San Pedro de Alcântara

En la frontera de Bairro Alto, este jardín que sufrió obras de rehabilitación en 2008 tiene un emblemático mirador con unas vistas espectaculares a la ciudad de Lisboa urbana y antigua y a su Castillo, como lo atestigua el panel de Fred Kradolfer, representativo de los principales puntos de la ciudad que se avistan de aquí.

 

Mirador de Santa Catarina

También es conocido como el mirador de Adamastor debido a la estatua de piedra que representa el monstro del poema épico de Camões – Os Lusíadas.

 

Mirador de Graça

Con unas magníficas vistas a la ciudad y a su Castillo dispone de una terraza que está abierta hasta tarde en las noches de verano.

 

Mirador de Nuestra Señora del Monte

Espacio recatado en el punto más alto de la ciudad, donde se encuentra la capilla en honor a San Ginés.

 

Mirador de Santa Lucía

Situado cerca de la plaza de Portas do Sol y de la antigua muralla de Alfama, ofrece unas excelentes vistas a S. Vicente de Fora, al Panteón y al Río Tajo.

 

TEATROS

 

Teatro Nacional de San Carlos

Construido en 1793, fue el primer edificio de fachada neoclásica de Lisboa.

 

Teatro Municipal San Luiz

Inaugurado en 1894 desde entonces sufrió varias remodelaciones. La remodelación realizada en 2002 le dio a este espacio un atrevido aspecto de modernidad.

            

Teatro da Trindade

Inaugurado en 1867, aún hoy en día es uno de los teatros más “chics” de Lisboa.

 

Teatro do Bairro

En el año 2011, esta nueva sala de espectáculos nació en el lugar donde existió una antigua tipografía de la capital.

  

Teatro Nacional Doña Maria II

Dominando el Rossio, esta fachada neoclásica se yergue donde antes se encontraba el palacio de los Estaus y el Tribunal de la Inquisición. Las columnas de la entrada pertenecían a la antigua Iglesia de San Francisco, destruida por el terremoto, y la fundación del teatro se debe en gran parte a los esfuerzos del dramaturgo Almeida Garrett.

Hotel do Chiado Tripadvisor
Classificado por 112 clientes
4,5 / 5
Hotel do Chiado
show/hide footer block