click to view full image
Show website

Historia

Si queremos sistematizar la historia de Chiado podemos decir que pasó por tres grandes fases: primero como lugar privilegiado del clero, a través de sus conventos e iglesias, después como lugar de los hidalgos y de la nobleza y, finalmente, la época de la burguesía, principalmente después del terremoto, cuando se establece en este lugar.

De todos los edificios de Chiado que hicieron historia y cuya memoria llegó hasta nuestros días, aquel que de cierto modo podemos elegir como el que reúne en sí las varias fases de Chiado, su sentir, su vivencia y sus sucesivas transformaciones es, sin duda, el que hoy es ocupado por los Almacenes de Chiado. Incluso este lugar refleja las catástrofes y cataclismos que sufrió esta zona, en particular los sismos e incendios.

Hoy en día, nada nos recuerda sus anteriores funciones de convento y de palacio. Fueron muchos los cambios y las varias obras de remodelación y restauración, motivadas por diversas razones que le fueron borrando los rasgos distintivos, aunque hayan sido sustituidos aquí y allá algunos elementos que una mirada más atenta y conocedora no tendría dificultad de reconocer como vinculados a su historia y al esplendor pasados.

Pero sea cual sea el camino que haya seguido hasta hoy, no hay dudas de que se trata de un vetusto edificio lleno de historia y de recordaciones.

 

CRONOLOGÍA

No se sabe bien cuando se comenzó a construir en este lugar. Sabemos que en 1279 se construyó aquí una ermita y un hospital de la Hermandad.

En 1971, las instalaciones son donadas a los sacerdotes de la Congregación del Oratorio de San Felipe Neri. Entre los miembros más famosos de la Congregación que vivieron aquí destacan el fundador de la Congregación en Portugal, Bartolomeu de Quental y el Sacerdote Manuel Bernardes.

El Terremoto de 1755 lo destruye, quedando reducido a escombros.  

José Joaquim Ludovice, hijo del arquitecto de Mafra, fue el responsable por el proyecto de reconstrucción que quedó concluido en 1792, representando un bello ejemplo del barroco tardío que mezcla las escuelas de Mafra, pombalina y neoclásica. 

Según Pinheiro Chagas el edificio fue vendido a un precio muy bajo. En 1836, fue comprado por Manuel José de Oliveira rico negociante de Madeira conocido por Manuel dos Contos, a quien doña Maria II concede el título de Barón de Barcelinhos. En aquel entonces, el barón de Barcelinhos, mandó que desmontaran las columnas para la fachada del Teatro Nacional, pero acabaron por adornar la entrada de la antigua Escuela Politécnica de Lisboa.

Después de la muerte del Barón, el edificio albergó hoteles y varias tiendas.

Los hoteles que allí se establecieron fueron el Hotel Embaixador, el Hotel Europa, también conocido por Hotel de l'Europe donde Sarah Bernhardt quedó alojada cuando vino a Lisboa el 1 de abril de 1888.

El Hotel Gibraltar en cuyas ventanas se realizó la primera experiencia de iluminación eléctrica de Chiado en la noche del 31 de octubre de 1878.

Sin embargo, el más famoso de todos fue el Hotel Universal, donde se representó ópera y donde se hospedaron Camilo Castelo Branco y Elisa Hensler, futura condesa de Edla segunda esposa del rey Fernando de Saxe-Coburgo y donde Eça situó algunas escenas de su obra “A Capital”.

De las varias tiendas, que fueron muchas en número y especialidad comercial, las más famosas fueron la del sastre João Keil, padre del autor del himno nacional, y el atelier del fotógrafo de la Casa Real, J. Camacho.

 

El PRIMER INCENDIO

El 29 de septiembre de 1880 hubo un incendio en el Palacio que destruye gran parte de su interior, en particular las instalaciones de los hoteles Europa y Gibraltar, perdiéndose la capilla para siempre.

La reconstrucción termina en 1894, año en que se instala aquí la Compañía de los Grandes Almacenes de Chiado, fruto de una sociedad de dos franceses, Luis Bonneville y Émile Phillipot, que cambiaron su primer lema «Bien faire et laisser dire» por el de «vender más barato que todos» en un intento fracasado de hacer frente a la competencia, en particular la de los vecinos Almacenes Granella. En la lucha desigual, los franceses tuvieron que cerrar tres años después su gran almacén en el que predominaban las prendas de origen francés, joyería y perfumería.

 

LOS ALMACENES DE CHIADO

Antes de acabar el siglo, en 1899, el Palacio pasará a conocer a su nuevo inquilino que marcará de forma indeleble y duradera, durante más de un siglo, no sólo el edificio como también la zona de Chiado y la propia ciudad, con proyección en todo el país, por la extensión e importancia que asumen los Grandes Almacenes de Chiado.

En abril de 1888 los hermanos Joaquim Nunes dos Santos fundan la empresa Nunes dos Santos e Companhia.

Ellos demuestran poseer un espíritu riguroso de gestión, buscando avanzar con pasos firmes, evitando pasos aventureros.

"Todas las compras hechas en nuestros Almacenes son enviadas gratuitamente a casa de nuestros distinguidos clientes, para lo que tenemos a disposición un buen servicio de coches de la marca Peugeot"

IN: Catálogo de los Grandes Almacenes de Chiado 1905-1910.

«Champán CHIADO, puro natural, delicioso- Sin Drogas. No es una fábrica de dolores de cabeza sino, al contrario, un medio seguro de evitarlas bebiéndolo».

En 1935, la dirección manda construir en toda la longitud del tejado del edificio una amplia terraza acristalada destinada al restaurante. Su interior es remodelado con nuevas galerías y la instalación de escaleras mecánicas. Espacio actualmente ocupado por el área ajardinada de las habitaciones Premium y por el Bar/Restaurante Panorámicos del Hotel do Chiado.

 

El SEGUNDO INCENDIO

En la madrugada del 25 de agosto de 1988 se produjo un violento incendio que destruyó por completo todo el edificio, las construcciones contiguas y gran parte de Chiado, en la que fue considerada una de las mayores tragedias vividas en la zona.

Al final de un siglo de existencia, los Grandes Almacenes de Chiado desaparecieron por completo.

 

LA RECONSTRUCCIÓN

20 años después, Chiado recupera su alma de la mano del famoso arquitecto Siza Vieira que elabora un plan de reconstrucción muy suyo demostrando una vez más su genialidad.

El arquitecto defiende: “En mi forma de proyectar doy una importancia primordial a la función del edificio, pero teniendo siempre en el espíritu que por otro lado el proceso de proyectar significa también una liberación  de ese cuidado,  de ese servicio, de esa función que no puede ser ignorada. A partir de ahí hay una especie de liberación….. La arquitectura es utilizada por el poder. La arquitectura se hace o no se hace, dependiendo de quien la compra. En el fondo, no es autónoma. Un pintor fácilmente coge una tela y hace su obra… un arquitecto depende de quien la encargue. Su expresión no es autónoma, como la pintura, la escultura…”

La zona de Chiado volvió a tener vida y el estatuto de la principal arteria comercial de Lisboa. Es de nuevo el punto de encuentro de intelectuales y artistas, motivo de paseo para turistas y el punto de partida para la movida nocturna de Bairro Alto.

Hotel do Chiado Tripadvisor
Classificado por 112 clientes
4,5 / 5
Hotel do Chiado
show/hide footer block